15 de noviembre de 2010

Hoy hago dos meses

Ayer revisando el blog me di cuenta de que hace mucho que no os comento nada del trabajo, desde la toma de posesión. Podéis pensar que porque tengo el trabajo más aburrido del mundo, que ya os digo que no es el caso. Aunque emocionante, lo que se dice emocionante, como que tampoco es.

Hoy se cumplen dos meses desde que empecé a trabajar y me lo paso tan bien que ir a trabajar es una de las mejores partes de mi día. Hay días pesados, pero me divierto tanto y me río tanto que tengo unas heridas en la boca por culpa de los hierros del aparato que para que. Pero me da igual porque yo soy super feliz, tengo unos compañeros fantásticos y me lo paso en grande. Ayuda mucho que el trabajo cara al público me guste. ^^

Aunque ahora estoy super contenta el primer día fue un poco deprimente. Llegue nerviosa perdida, me habían dicho que entraba a las nueve, llegué con media hora de adelanto y me fui a tomar un café a los diez minutos había entrado porque no aguantaba más la espera. Lo que no estuvo mal porque se liaron y en realidad entraba a las ocho y media. ¬¬ Y allí mi primera decepción del día, me preguntaron que porque me incorporaba tan pronto. ¡Que pronto, si sabía que estaba aprobada desde marzo y estaba a unos días de perder la Seguridad Social! Además que vivir del aire no se me da bien.

Uno de los problemas es que caí allí sin que me esperaran, sin mesa ni na. Estaba emocionadísima cuando el segundo día me dieron la mesa, creo que hubiera podido abrazarla (pero no es cuestión de que los compañeros comprueben el primer día que una esta como una regadera). Afortunadamente por ser la primera he tenido a la mejor profesora de todo el negociado M. que es un encanto, además de ser divertidísima me ha dejado estar en el ordenador desde el principio. Esto último es fundamental, porque cuando llevas como un cuarto de hora sentada al lado de alguien sin que te dejen hacer nada empiezas a aburrirte como un hongo y yo me pongo a pensar en otras cosas y claro así no aprendes y te aburres. Yo ese problema sólo lo he tenido cuando mi profe no estaba.

Lo único que me tiene un poco menos contenta (a decir verdad me tiene muy cabreada) es que no tengo claves para trabajar sola, soy la primera y la única a la que le faltan. En personal ya no me dejan preguntar por el tema, el problema es que creo que soy la única a la que realmente le interesa el tema de las claves. T_T Cuando el jueves pasado todas empezaron a trabajar solas me sentí como un pajarillo sin alas, viendo como sus hermanos volaban y él se quedaba sólo en el nido. Pero dejando de lado ese asunto me lo paso pipa. Ya hace un tiempo que descubrí que podría ser feliz en casi cualquier trabajo pero lo de este sitio es impresionante, con una compañera lo comentábamos "que no se enteren de que podríamos venir sin cobrar".

Por cierto por una especie de milagro (vale, se le llama nómina), he dejado de vivir del aire. Cuando vi que me habían pagado casi me pongo a gritar en medio de la calle: ¡He cobrado! ¡He cobrado! Afortunadamente prevaleció la cordura y las ganas de evitar que me atracaran y me quedé calladita.

Creo que la entrada ha terminado por ser algo caótica, pero estoy muerta de sueño (con esto de madrugar a partir de las nueve no soy persona) y quería publicar hoy la entrada, mañana ya habrán pasado dos meses y un día y no queda tan bien. ^^

6 comentarios:

Cordelia Naismith dijo...

¿Ya hace dos meses? El tiempo pasa volando!
La verdad es que es impagable tener un trabajo en el que te lo pases bien. Tienes que contarnos alguna anécdota para que entendamos porqué es tan divertido ese trabajo ^^

Eva dijo...

Tengo una suerte con el trabajo que no me lo creo. Iré recopilando anécdotas para contaros alguna en el blog, aunque la mejor parte del trabajo tiene lugar "entre bambalinas". ^^

Kasumi dijo...

Tu cumples 2 meses y a mi me quedan menos de 2 meses para quedarme sin trabajo...

En fin, me alegro mucho por ti. Te has tenido que ir de tu ciudad, pero al menos el trabajo y la gente (por lo que deduzco) han merecido la pena, por lo que la adaptación será incluso más fácil :D

Eva dijo...

Siento lo de tu trabajo Kasumi. Ya verás como después encuentras algo mejor.

La adaptación ha sido fantástica y ha merecido la pena irme a otra ciudad por tener este trabajo y estos compañeros. ^^

Kasumi dijo...

Es la vida, no hay más renovaciones posibles, y en realidad mirando el lado positivo, he estado mucho más de lo que pensaba y eso me ha llevado al punto donde me encuentro hoy.
Aunque me entristezca, ahora habrá que empezar otra etapa de mi vida y esperemos que sea aun mejor ^_^

Eva dijo...

Seguro que la etapa que empieza también es buena. Cuando dejé mi anterior trabajo pensaba que nunca tendría unos compañeros mejores, estos no son mejores pero también son geniales. ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...