17 de abril de 2008

Implante

No es domingo pero ha sido un día difícil, y como el chiste me recuerda a una de las absurdas situaciones que he vivido hoy os lo dejo.

Un hombre tiene un accidente y pierde los dos testículos. Lo llevan al Hospital de urgencia y deciden realizar un transplante lo más rápido posible, pero con la mala suerte que no encuentran donantes. Al ver que la vida del paciente corre peligro, deciden llamar a la junta médica. El doctor más viejo cuenta el problema y dice que si en 24 horas no le realiza el trasplante, el accidentado morirá. El médico más joven del grupo dice que conoce una técnica que consiste en implantarle dos testículos que pueden ser de madera o de metal. El médico más viejo opina que lo mejor será ponerle uno de madera y otro de metal, por si hay rechazo de esta manera disminuye el riesgo, ya que, si no tolera uno es posible que funcione el otro. Realizan la operación y es un éxito, pero por temor a un frustración, los médicos no le cuentan nada del implante al paciente.

Al paso de los años, el implantado tiene que ir a revisión y el médico viejo, de forma cauta, decide averiguar cómo había evolucionado.

Doctor: - "¿Cómo quedó de la operación?"

Paciente: - "Perfecto, no siento ninguna molestia."

Doctor: - "¿Y sexualmente...?"

Paciente: -"Perfecto, tengo relaciones normales con mi mujer."

Doctor: - "Hijos. ¿ha podido tener?"

Paciente: - "Si, tengo dos."

Doctor: -"¿Y cómo andan?"

Paciente: - "¡Muy bien! Pinocho entró a la guardería y Robocop pasó a segundo."


Y mañana viernes. ^^

2 comentarios:

webcino dijo...

Jajajajaja, muy bueno. Bueno, creo que con esto ya me puedo ir a la camita (nada mejor que una sonrisa para dormir). Por cierto, mis gatas en lo único que destacan es en comer como leonas y dormir como lirones... nada, ni cantan, ni bailan, ni na de na. ;)

Eva dijo...

Una pena lo de las gatas, por lo menos hacen compañía. ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...