25 de julio de 2010

Un par de chistes

El cura de la iglesia decía en su sermón:
- Queridos feligreses: ha llegado a mis oídos el rumor de que se ha instalado cerca de la iglesia una casa de esas, de mala reputación, donde trabajan mujeres de la vida. Pues bien, sepan que alguna de esas mujeres les puede contagiar una enfermedad venérea y luego, ustedes llegan a sus hogares y se la pasan a sus esposas... ¡Y ahí sí que nos jodemos todos!


Un testigo de Jehová se sienta junto a un gallego en un vuelo Sevilla-Tenerife. Cuando el avión ha despegado empiezan a repartir bebidas a los pasajeros. El gallego pide una copita de ron. La azafata le pregunta al testigo de Jehová si quiere beber algo. Contesta el testigo de Jehová:
"Prefiero ser raptado y violado salvajemente por una docena de putas antes que una gota de alcohol toque mis labios".
El gallego le devuelve la copita a la azafata y dice:
"Yo también. No sabía que se podía elegir"

2 comentarios:

Adri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eva dijo...

En las últimas 48 horas se ha liado un poco la cosa, pero espero sacarlo mañana o pasado. :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...