8 de julio de 2010

Salmón

No creáis que se me ha olvidado que os debo las recetas de los platos coreanos pero el día que la hago me olvido de hacer el paso a paso con fotos, y el día que recuerdo la cámara me faltan los ingredientes. Un caos vamos.

El lunes de la semana pasada acudí a una tienda de Zgz a un curso de cocina que iba sobre el cofre de silicona Lékué, (que es eso que tenéis en la foto de debajo). El curso consistía en aprender a hacer un par de recetas y llevarte el estuche a casa. El cofre lo conozco porque en casa tenemos uno, que no usamos tanto como podríamos, pero como me gusta mucho y lo quiero para cuando el estado me mande de bolos decidí apuntarme y agenciarme uno para mi.



Hicimos unos brochetas de pollo al vapor en el horno y salmón al papillote en el microondas. Todavía no tengo las recetas en plan serio (me las tienen que mandar por correo) pero fueron muy fáciles y como le prometí a mi prima que se la pasaría el otro día aproveché para repetir la del salmón que le encanta a Ana y hacer fotos.

Como las cantidades no las tenía, mi receta fue a ojo. Cogí dos patatas y las corté a rodajitas medianas (no demasiado finas, ni demasiado gruesas). Le quité al cofre la bandeja roja que veis en la foto y las coloqué en el fondo, les puse sal y las puse a cocer 4 minutos a máxima potencia en el microondas. La receta que nos hicieron llevaba pimiento rojo y verde en juliana pero como no me gusta el pimiento yo no lo puse.



Mientras tenía las patatas en el microondas cogí la bandeja de salmón que había comprado por la mañana, eran unos 400 gramos; saqué el salmón y le quité la piel con un cuchillo y las espinas con unas pinzas. Una vez terminadas las patatas coloqué encima el salmón, le eché sal y un poquito de pimienta.



Y de vuelta al microondas, esta vez seis minutos a máxima potencia.



Así de bonito quedó el salmón, estaba riquísimo. Se me olvidó hacerle foto a la salsa que nos enseñó el profesor que consistía en mezclar aceite de oliva y salsa de soja.

El curso lo hice en una tienda que hay en Puerta Cinegia, seguirán haciendo cursos durante el mes de Julio, y yo me voy a perder el de cocina japonesa. T_T

4 comentarios:

Cordelia Naismith dijo...

A mi ese cofre no me cabe en el micro! Por lo menos en la foto se ve muy grande.
La verdad es que no tengo ni idea de cocinar con el microondas, sólo lo uso para calentar el café y hacer palomitas XD

Eva dijo...

Ahora mismo no tengo claras las medidas pero no es muy grande, mi microondas es tamaño pequeño-mediano y entra perfectamente.

Kasumi dijo...

¿Haceis el curso para venderos el cofre o por el precio del curso te llevabas el cofre?

En cualquiera de los casos, me parece genial, ya que sino muy pocos se comprarían un montón de útiles porque no sabrían los usos que tiene.

Yo mi micro le tengo infrautilizado, y eso que lo uso todos los días, pero apenas sé cocinar con él, solo caliento, así que me encantaría un curso de cocina de microondas...

Eva dijo...

Por el precio del curso te llevas el cofre. En realidad es como si te compraras el cofre y por unos eurillos más, 2 o 3, te dan de cenar y te enseñan unas recetas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...